Pásame tu dieta

Alimentarse bien y sentirse a gusto.

Lo que como y lo que no como.

2 comentarios

Llegados a este punto resumo y si quieres hacer lo mismo que yo has de:

Evitar las grasas; excepto dos o tres cucharadas de aceite de oliva al día que puedes utilizar para repartir en asar la carne o pescado y aliñar ensaladas. Todas las dietas “equilibradas” la recomiendan, yo también. El aceite de oliva tiene altos valores nutricionales pero también alto valor calórico, limitando su cantidad no hay que recurrir a sustitutos como el aceite de parafina (Dukan).

No tomar hidratos de carbono ninguno, nada, NO hasta haber perdido el peso deseado. Esto es pasta alimentaria, arroz, todo tipo de panadería (tostado, natural, integral…) bollería o golosinas. Puede parecer duro, pero verás que no lo vas a echar en falta. Cuando tengas momentos de flaqueza te puedes tomar una pieza de fruta o dos de las magdalenas que he puesto en este blog, usa los caramelos sin azúcar, los chicles sin azúcar o alguna bebida light cuando sientas que necesitas algo dulce.

No tomar  ningún tipo de bebidas alcohólicas (por su alto valor calórico) ni refrescos azucarados (que son azúcar puro). Sin embargo puedes tomar con libertad (precaución con los gases) los refrescos “Light” o “Zero” (no contienen azúcar ni calorías), te valdrán para acompañar las comidas y para no quedarte fuera en los actos sociales (y para matar el gusanillo cuando se ponga agresivo).

Tomar proteínas con libertad:

Carnes sin grasa; ternera, conejo,aves (el pavo y el pollo son muy fáciles de conseguir y a buen precio) embutidos sin grasa o con grasas de buena calidad como los ibéricos. El cerdo en general tiene más grasa, excepcionalmente puedes tomarlo quitándole la grasa visible.

Pescados; todos, también el marisco ,evitando la parte del coral si se sufre de hipercolesterolemia (porque es donde está el colesterol).

Lácteos desnatados; leche, yogures, queso fresco batido, queso de untar y en porciones (dos al día) queso tipo burgos desnatado. Que sean con o sin lactosa dependerá de si se sufre intolerancia a ella.

Huevos; enteros o claras envasadas (una vez que las pruebas se te quita el miedo)  que se consiguen con facilidad en todos los supermercados y en pollerías, son muy prácticas para evitar la yema de huevo por su alto contenido en colesterol si sufres de hipercolesterolemia, si no tienes el colesterol alto puedes comer seis o siete huevos a la semana dentro de lo admitido para una dieta equilibrada.

Tomar verduras con libertad; todas según mi experiencia, olvídate de discriminar, sólo controla las aceitunas (puedes poner dos o tres picaditas en la ensalada para dar sabor), el maíz dulce y  los guisantes en grandes cantidades. Las cremas de verduras son unas aliadas estupendas, como primer plato en almuerzo o como cena acompañadas por ejemplo de unas lonchas de pavo y un yogur. Las ensaladas y las menestras enriquecen tu proteína y quedan unos platos estupendos y gustosos.

Toma dos o tres piezas de fruta al día; sobre todo y, en relación con el índice glucémico, kiwi, manzana, naranja, pera, piña natural (de lata es estupenda) fresas y ahora que llega la temporada sandía y melón (el equivalente a una pieza es una tajada mediana). Recomiendo que sea en el desayuno, la media mañana y la merienda. Como contiene fructosa no la tomo de postre en general (alguna vez sí) para no aumentar el índice glucémico de mi almuerzo que ya suele ser la comida más importante del día.

También es conveniente evitar o reducir durante un tiempo los frutos secos porque en una pequeña cantidad contienen un alto contenido calórico. No los perdemos de vista porque también tienen muchas propiedades beneficiosas, volverán a nuestras vidas, pero controlados.

Bebe mucha agua, al menos dos litros al día para ayudar a eliminar la grasa y los residuos de las proteínas que no son beneficiosos para el hígado ni el riñón. Aunque no se haga ningún tipo de “dieta” beber abundante agua es fundamental para los procesos fisiológicos de nuestro cuerpo.

Incorpora el salvado de avena en tu dieta, lo puedes utilizar para añadir al yogur, para hacer tortitas de desayuno, las magdalenas, o un sucedáneo de pan (pondré las recetas). En esto hago caso al famoso Dukan y tomo tres cucharadas al día para aumentar la ingesta de fibra.

Haz algo de ejercicio cada día, aparca lejos del trabajo, sube las escaleras de casa o sal a la calle a caminar, un mínimo de veinte minutos al día para que el proceso sea más eficiente y  tu cuerpo se tonifique.

Y ya está, esto es todo. Mi experiencia es muy buena, no es difícil combinar todo lo que sí puedes comer, usa la imaginación, lo único que hay que tener en cuenta es cocinar controlando el aceite, a partir de ahí dependerá de tus gustos. No hay límites de cantidades excepto el sentido común (¿a que nunca te comerías de una sentada medio kilo de ternera?, pues eso…) ni de horarios. Haz las tres comidas principales, la media mañana y la media tarde para no llegar con hambre de una a otra, no te saltes ninguna, pero al no tener que controlar la hora exacta puedes hacerlas cuando quieras, puedas o tengas hambre. Entre horas utiliza los trucos que te he ido dando. Poco a poco al pasar las semanas tu propio cuerpo se irá ordenando y te pedirá comer cuando sea realmente necesario.

Y por último y sobre todo SE CONSTANTE, si te lo has planteado seriamente cúmplelo tal cual es. Aun así, si un día flaqueas, por un evento o por debilidad no te fustigues, sigue después con las consignas expuestas, no abandones por haber sacado un pie del tiesto ¡Una comida no estropea un día y un día no estropea una semana!

Ánimo y siéntete libre de preguntar lo que quieras en “comentarios”.

Ejemplo de los productos   adecuados.

Ejemplo de los productos adecuados.

Anuncios

Autor: Pásametudieta

Me llamo Rosi, he librado una batalla contra el sobrepeso y he ganado. En mi blog cuento mi experiencia por si puede ayudar a alguien. De paso hago acopio de información interesante sobre alimentación y la comparto bajo mi punto de vista. Todo el material original contenido en este blog pertenece a © 2013 pasametudieta.wordpress.com

2 pensamientos en “Lo que como y lo que no como.

  1. Hola me ha gustado mucho tu blog, anima mucho y voy a ponerme a ello, me encantaría que nos pusieras un ejemplo de desayuno y cena.

    Me gusta

    • ¡Muchas gracias Cristina! Me alegra haberte motivado para cuidarte. En estos días pondré más ejemplos de los que me pides , pero sobre todo uso las tortitas o las magdalenas que ya están explicadas con leche y una fruta para desayunar y para cenar vale ¡cualquier plato que te apetezca! ¿a que suena raro? pues sí, de los alimentos indicados puedes cenar lo que quieras. Un saludo y ¡ánimo!

      Me gusta

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s