Pásame tu dieta

Alimentarse bien y sentirse a gusto.

¿Y qué pasa con las salsas?

Deja un comentario

En general las salsas tienen mala fama en todas las “dietas de adelgazamiento”, porque sobre todo las industriales suelen contener una buena proporción de grasas y azúcares. La tendencia es recomendar suprimirlas y sustituirlas por salsas caseras donde controlamos los ingredientes y eliminamos las grasas.salsas 3

Pero como yo no hablo de una dieta de adelgazamiento sino de una forma de alimentación a largo plazo (que además permite adelgazar de forma paralela) y a largo plazo en algún momento de nuestra vida vamos a querer usar una salsa, porque hay cosas en la vida que necesitan kétchup y mayonesa, lo que te recomiendo es lo de siempre: NO ABUSAR.

Si tienes reservas en forma de grasa, al comer proteínas y verduras vas a sufrir una movilización de esa grasa hacia tu torrente sanguíneo para su metabolización y eliminación, eso supone una gran cantidad de grasa en circulación, si además ingieres grasa en forma de salsa o de cualquier otro origen (por ejemplo las vegetales de los aguacates, plátano y frutos secos que se consideran “buenas”) estás aumentando esa grasa que metabolizar y forzando al hígado y a los riñones, es por eso que me parece apropiado suprimir la grasa mientras bajamos de peso.

Por eso sugiero utilizar  de dos a tres cucharadas soperas máximo de aceite de oliva o de semillas (donde no se use la de oliva)  al día que puedes utilizar para cocinar o para hacer una vinagreta ligera para una ensalada, y utilizar salsas a base de yogur o queso fresco desnatado con limón y mostaza por ejemplo para las ensaladas, la mostaza natural o antigua se puede usar sin problema, la dulce para perritos calientes contiene bastante azúcar.

La mayonesa la utilizo del tipo “ligera o light” envasada porque la vida es muy corta para perder el tiempo en hacerla, controlo la cantidad a una cucharadita generosa (de las de postre) un par de veces a la semana cuando tomo espárragos o pescado blanco. Hay recetas de mayonesa ligera en la web si quieres hacerla.

El kétchup ligero no existe y contiene bastante azúcar, también se puede hacer pero como sólo uso muy de vez en cuando una cucharadita de postre con un filete de carne molida o una salchicha de pavo no me molesto en prepararla, si la quieres hacer para usarla con más frecuencia también hay recetas en la web. Un truquillo es extender esa cucharadita sobre el filete o cualquier otra cosa, de esa manera con una pequeña cantidad consigo dar sabor a toda la pieza.

Una vez que se ha perdido el peso deseado o si sólo sigues esta alimentación para cuidarte pero sin perder peso se pueden utilizar todas las salsas con moderación, siendo conscientes de la cantidad de grasas y azúcares que ingerimos con ellas para no llevarnos sorpresas. Aunque no estamos pendientes de las calorías éstas existen y hay que vigilarlas cuando tenemos tendencia a engordar.

En cualquier alimentación sana y natural siempre será preferible cualquier salsa casera y ligera a cualquiera industrial que contenga vete tú a saber qué. 

Anuncios

Autor: Pásametudieta

Me llamo Rosi, he librado una batalla contra el sobrepeso y he ganado. En mi blog cuento mi experiencia por si puede ayudar a alguien. De paso hago acopio de información interesante sobre alimentación y la comparto bajo mi punto de vista. Todo el material original contenido en este blog pertenece a © 2013 pasametudieta.wordpress.com

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s