Pásame tu dieta

Alimentarse bien y sentirse a gusto.

¿Y por qué no sigo una dieta de las que tienen nombre?

1 comentario

Si has oído hablar de las dietas Scarsdale, Dukan, De la Zona, Montignac, etc… y has leído mi blog, habrás pensado que mi alimentación se parece a todas ellas. Es cierto, se parece, también se parece a la dieta paleolítica y a las bajas en carbohidratos en general. La razón de que no siga exactamente ninguna es que no quiero hacer una dieta. Lo que he querido conseguir (y creo que lo estoy consiguiendo) es una forma de alimentación que me valga para siempre, donde no tener que seguir extrañas pautas, prohibiciones, intercambios, ni tener la necesidad de comprar productos específicos que todas las dietas “nominales” elaboran para enganchar a las personas que necesitamos ayuda para perder peso y mantenernos.

Esta vez me ayudo yo, decido yo y pongo los límites yo. Cuando una/o está convencido de lo que está haciendo no hay forma de flaquear o volver a la situación anterior. Por eso hago hincapié en que quien me lea reciba toda la información que a mí me ha hecho decidirme por ejemplo a :

Tomar lácteos que la dieta paleolítica “prohíbe”. Ciertamente, cuando somos adultos no necesitamos la leche y nuestro organismo pierde gran parte de las enzimas que ayudan en su digestión, haciéndonos funcionalmente intolerantes a la lactosa. Pero en forma de yogur, o de queso, o con los nuevos preparados sin lactosa podemos disfrutar de sus ventajas, como el aporte de calcio, o de sus placeres (un buen queso no es sustituido por la soja ni de lejos). Independientemente también es bueno probar e incorporar si nos gustan las bebidas de arroz, de almendras y un sinfín de productos que desconocía antes de zambullirme en este mundo alternativo.

Disfrutar del aceite de oliva, que aun no entiendo por qué la dieta Dukan la “prohíbe”.

No tener que seguir un menú exacto diario, tal como proponen dietas del estilo de la Scardale, porque eso complica la vida de forma soberana, especialmente a quienes comen fuera de casa por diferentes razones.

No necesitar “suplementos” derivados del merchandising de cada una de estas dietas. Los alimentos naturales, preparados por uno/a mismo/a son el mejor suplemento. Al cabo de un par de semanas se aprendí a combinar mejor la gran variedad de productos que decidí que iban a ser mis aliados y después de casi seis meses no he tenido la necesidad de comprar nada procesado.

Resumiendo, si los vegetarianos, los celíacos, los diabéticos, los deportistas, los naturistas, los paleo, etc…adoptan una determinada forma de alimentarse para encontrarse mejor (eliminando e incluyendo determinados nutrientes), yo he adoptado la mía, que puede valer a todas aquellas personas que no tienen el tiempo o los conocimientos necesarios para buscar la información que yo he encontrado (y compartido en este blog) y necesitan definitivamente modificar su alimentación porque o bien tienen kilos de más o bien saben que no se están alimentando bien.

En la próxima entrada hablaré de los hidratos de carbono que estoy empezando a tomar muy discretamente (una vez a la semana o menos) para ir viendo cómo reacciona mi cuerpo y decidir la cantidad y variedad que incluiré en mi dieta habitual. Muy poco a poco, porque, lo primero que hay que asumir cuando se tiene sobrepeso severo durante mucho tiempo es que, de alguna manera, somos como los alcohólicos o los fumadores, si dejamos los hidratos procesados ha de ser para siempre, de otra forma volveremos a empezar el ciclo – subir un par de kilos- subir un par más- desanimarnos- comer más hidratos- subir muchos kilos- buscar dietas- no encontrar la que nos ayude- machacarnos diariamente ante el espejo.

Y eso ya se acabó, para siempre.

Anuncios

Autor: Pásametudieta

Me llamo Rosi, he librado una batalla contra el sobrepeso y he ganado. En mi blog cuento mi experiencia por si puede ayudar a alguien. De paso hago acopio de información interesante sobre alimentación y la comparto bajo mi punto de vista. Todo el material original contenido en este blog pertenece a © 2013 pasametudieta.wordpress.com

Un pensamiento en “¿Y por qué no sigo una dieta de las que tienen nombre?

  1. Its like you read my mind! You appear to know so much about this, like you wrote the book in it or something.
    I think that you can do with a few pics to drive the message
    home a bit, but instead of that, this is wonderful blog.
    An excellent read. I will certainly be back.

    Me gusta

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s