Pásame tu dieta

Alimentarse bien y sentirse a gusto.

El salvado de avena.

2 comentarios

 

Durante la parte de mi proceso en la que eliminé por completo los hidratos de carbono (ya sabes, excepto los de las frutas, verduras y lácteos) adopté la recomendación de la dieta Dukan sobre el salvado  de avena. En su momento me pareció adecuado aportar más fibra a mi alimentación. Hoy ocho meses después la sigo manteniendo. Tengo dos razones para ello: una es el beneficio que aporta este tipo de fibra en la dieta. La otra es que me proporciona una base estupenda para elaborar mis magdalenas, sucedáneo de pan y tortas, que ya forman parte de las comidas habituales en mi casa, donde todos hemos adoptado la misma costumbre alimentaria.

Hoy quiero hablar de la primera razón, de forma que tengas toda la información que te permita decidir si la admites en tu dieta. Para eso tengo que contarte unos conceptos básicos sobre la fibra.

La fibra alimentaria:

Pertenece al grupo de glúcidos no asimilables o no diponibles: son aquellos glúcidos que no pueden ser digeridos enzimáticamente en el  tracto intestinal y, en consecuencia, no podemos absorberlos, no tienen función nutricional. Los glúcidos asimilables o disponibles son los que pueden ser absorbidos por el tracto intestinal y que, por tanto, pueden ser aprovechados por el organismo para la obtención de energía (glucosa, fructosa, sacarosa, almidón…)

Existen dos tipos de fibras alimentarias:

Tipos de fibras alimentarias.

Tipos de fibras alimentarias.

Ambos tipos de fibra aportan efectos beneficiosos mediante el enlentecimiento de los nutrientes glucídicos (evitando las subidas de glucosa en la sangre), previenen la hipercolesterolemia (colesterol alto), la obesidad y el cáncer de colon.

Sin embargo el efecto laxante es más efectivo desde la fibra insoluble (a la que pertenece el salvado de avena, el de trigo y el de arroz) así como el efecto saciante, pues se multiplica su volumen al entrar en contacto con el agua en el estómago.

La recomendación de ingesta de fibra se encuentra en 30gr al día, obtenida de fruta, verdura, legumbres y cereales integrales. Esto se consigue con dos piezas de fruta, 100 gr de hortalizas, 50 gr de legumbres y 50 gr de pan integral.

Al no ingerir legumbres ni pan integral a diario el aporte de 15gr de salvado de avena me aseguran una adecuada ingesta de fibra alimentaria, complementada por la obtenida de la fruta y la verdura.

Como cualquier suplemento hay unas dosis que hay que respetar para no sufrir efectos adversos:

  • Como preventivo del estreñimiento se recomienda 5gr =una cucharada diaria.
  • En caso de estreñimiento la cantidad es 15gr = 3 cucharadas al día.
  • Para el tratamiento de la hipercolesterolemia la cantidad recomendada es mayor (25-100gr día) por lo que habría que llevar un control por el médico o un nutricionista e ir aumentando poco a poco la cantidad, ya que la aparición de efectos adversos es más probable.

El salvado se presenta en forma  de cascarillas que se añade a la leche, el yogur, zumos naturales o a los preparados que ya he puesto en el blog como las magdalenas, el pan o las tortas. También se puede conseguir en forma de comprimidos prensados, pero el efecto saciante se consigue antes con el de presentación natural.

El exceso de fibra no soluble en la dieta también puede causar problemas como putrefacción de heces en el intestino, diarrea, hinchazón de vientre, flatulencia e incluso obstrucción intestinal. Así mismo puede reducirse la absorción de determinados minerales como hierro y calcio. Así que nada de tomar salvado alegremente, hay que observar la reacción de nuestro cuerpo ante cualquier complemento al que no estemos acostumbrados y en, caso de duda, consultar.

El beneficio obtenido del salvado de avena o trigo se puede obtener también tomando el cereal en copos integrales, que mantengan la cascarilla que al fin y al cabo es el salvado. Yo ya he incluido los copos de avena integrales en mi desayuno un par de veces por semana, ese día no tomo salvado.

Espero que este monográfico te haya ayudado a saber más sobre este producto que se ha puesto de moda gracias a la famosa dieta Dukan. O a plantearte si tomas suficiente fibra en tu alimentación habitual.

Anuncios

Autor: Pásametudieta

Me llamo Rosi, he librado una batalla contra el sobrepeso y he ganado. En mi blog cuento mi experiencia por si puede ayudar a alguien. De paso hago acopio de información interesante sobre alimentación y la comparto bajo mi punto de vista. Todo el material original contenido en este blog pertenece a © 2013 pasametudieta.wordpress.com

2 pensamientos en “El salvado de avena.

  1. Si te gusta el arroz con leche, añade a tus tres cucharadas de copos, leche sin lactosa y un poco de canela. Una manera mas de engañar a nuestro cerebro

    Me gusta

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s