Pásame tu dieta

Alimentarse bien y sentirse a gusto.

Un esfuerzo a medias da un resultado a medias.

2 comentarios

Se acercan fechas que pondrán a prueba nuestras voluntades más firmes respecto de las comidas.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Si estás en la misma fase que yo, ya con tu objetivo cumplido y trabajando para afianzarlo y cronificarlo tienes que andar con mucho ojo. Es muy fácil caer en la sensación triunfalista de que hay margen, de que no pasa nada si durante unos días dejamos de lado nuestras nuevas directrices sobre alimentación. No soy pitonisa, pero te aseguro que con más de una comida copiosa a la semana subiremos kilos, si o si. No se tú, pero yo no quiero que eso ocurra.
Por lo tanto hay que hay que planificarse:

  1. Normalmente de antemano sabemos cuáles van a ser los compromisos que no queremos perdernos, con lo que esto nos facilita poder cuidar mucho nuestras comidas antes y después en la misma semana para compensar.
  2. Lo ideal es no hacer dos comidas copiosas seguidas. Esto significa que si el mismo día tenemos almuerzo y cena tendremos que elegir en cuál vamos a ser más estrictos. Aprovechemos el menú que más nos guste para disfrutarlo.
  3. Una recomendación muy buena es no repetir. Por mucho que nos guste un determinado plato ( entiéndase de los que se salen de nuestra alimentación habitual) comeremos lo que hemos puesto en el plato y pasaremos al siguiente.
  4. Aprovechar para saciarnos bien con las proteínas y verduras o ensaladas del menú, así no usaremos el pan o las papas para llenarnos y llegaremos sin hambre al postre, lo que nos ayudará a reducir la ración de dulces sin renunciar del todo.
  5. No hacer caso a quienes por darnos coartada nos insisten en que “un día es un día, disfruta y ya volverás a empezar el lunes”. Ya sabemos por experiencia que ” volver a empezar” es frustrante y penoso. Lo mejor es que ni sepan que nos estamos cuidando, así no estarán pendientes de lo que comemos o dejamos de comer.

Si te encuentras en la fase de perder muchos kilos y las fiestas te van a arrollar como un tren sin frenos tienes dos opciones:

  1. Si te sientes con fuerzas sigue igual de estricta/o y no te pases ni un pelo. Será un gran regalo de navidad haberlas pasado perdiendo algún kilo, te motivará mucho haberlo conseguido.
  2. La otra opción es hacer una especie de fase de hibernación en la que no perderás peso pero tampoco lo ganarás. Para esto sólo tienes que aplicarte todo lo que expliqué más arriba sobre la planificación de las comidas especiales, con una condición: los días entre eventos has de ser muy estricto/a y no ceder en nada. Deja los dulces navideños para las comidas especiales y ese día toma uno para probar. (Te lo digo yo que sería capaz de estar toda la navidad comiendo polvorones en desayuno, almuerzo y cena jajaja)

Por último recuerda el título de esta entrada ” un esfuerzo a medias da resultados a medias”. No vale la pena que te maltrates intentado un cambio de alimentación si no te comprometes contigo misma/o. Un bocadillo un día, un dulce otro día, un poquito de helado…muchos poquitos hacen que no consigas tu objetivo. Y el problema no será que el método (sea el que sea) no funciona, no es que te cueste más que a los demás, es simplemente que estás haciendo el esfuerzo a medias. Y así solamente conseguirás seguir revolcándote en la autocomplacencia y el desánimo. La única excusa que debería valer para no ser estricta/o cuando se quieren perder una cantidad de kilos considerable debería ser viajar al extranjero, donde las comidas ya son lo suficientemente diferentes como para complicarnos la vida buscando nuestros productos habituales (o sufrir una abducción y aparecer en un planeta donde solamente haya hidratos de carbono ). No hay nada más frustrante que hacer una ” dieta” y que no nos funcione, pero habitualmente lo que ocurre no es que no funcione, sino que no la dejamos funcionar.
Esto es todo lo que te quería contar hoy.

¡Muchos ánimos y esfuérzate a tope!

Anuncios

Autor: Pásametudieta

Me llamo Rosi, he librado una batalla contra el sobrepeso y he ganado. En mi blog cuento mi experiencia por si puede ayudar a alguien. De paso hago acopio de información interesante sobre alimentación y la comparto bajo mi punto de vista. Todo el material original contenido en este blog pertenece a © 2013 pasametudieta.wordpress.com

2 pensamientos en “Un esfuerzo a medias da un resultado a medias.

  1. Je, je, veo que pensamos de forma parecida. Yo le tengo terror a hacer esa excepción ocasional, la de “un día es un día”, porque sé que las comidas que no me convienen me gustan. Y como en esto de comer no ves inmediatamente la relación entre lo que comes y el incremento de peso, es muy fácil autoengañarse. Mi dieta es para siempre y no ha lugar a las excepciones, como alguien que ha dejado el tabaco y sabe que “solo es un cigarrillo” es mentira.

    ¡Que tengamos suerte y seamos capaces de cumplir nuestros objetivos!

    Me gusta

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s