Pásame tu dieta

Alimentarse bien y sentirse a gusto.

La inflamación silenciosa y la dieta de la Zona. Mi visión.

4 comentarios

Por fin, terminé el libro. No es el mejor que he leído y después de éste ya puedo sacar una conclusión: en general los libros que explican dietas, sobre todo los que intentan vender un sistema, son malos a rabiar. Insufribles en general. Ya no pienso comprar ni uno más (en mi interés por documentarme bien ya he dedicado un presupuesto importante), para lo que cuentan se pueden sustituir con buena información fácilmente accesible en la red, o mejor, ir a fuentes menos agresivas y más científicas como manuales de nutrición y estudios validados, aunque sé que eso es más difícil, pero merece la pena.libro zona

En fin, vamos a lo que vamos.

En este libro se habla de la inflamación silenciosa como una forma de inflamación crónica, podría decirse que indolora, provocada por un desequilibrio hormonal dependiente de los eicosanoides (encargados de controlar el proceso inflamatorio) y la insulina (que gestiona el metabolismo de la glucosa y puede favorecer los depósitos de grasa). Esta inflamación sería la causante de múltiples enfermedades, incluida la obesidad y según el Dr. Barry Sears la única forma de mantenerse fuera de esos niveles de inflamación es siguiendo el plan de “La Zona” y tomando aceite de pescado con ácidos grasos omega 3, para equilibrar la relación omega 3/omega 6. Toda una teoría. Me resulta coherente en algunos sentidos, pero está tan rodeado de palabrería y orientación mercantil que me genera desconfianza.

Sobre los efectos proinflamatorios y antiinflamatorios de algunos alimentos hay mucha bibliografía, es un tema de estudio que no deja de tener interés, que se aplica en el tratamiento entre otras de enfermedades autoinmunes y del que seguramente queda mucho por descubrir. Si lees este libro parece que ya está todo resuelto y tiene la solución.

Ya me habían hablado de la dieta de la Zona, porque se parece a mi forma de alimentación en la reducción de la ingesta de hidratos de carbono controlando el índice glucémico y el abandono de los alimentos procesados. Por ligeras aproximaciones ya tenía una idea de sus ideas principales; controlar los hidratos de carbono, mantener una proporción fija de nutrientes en cada comida, seguir una serie de indicaciones en forma de tablas, puntos, equivalencias, bloques o cantidades de los hidratos de carbono de cada plato e incorporar (cómo no) productos sustitutivos o complementarios de su propia línea comercial.

Ahora que ya me lo he empapado puedo decir otra vez que no es lo mismo que lo que yo hago, simplemente es parecido pero mucho más complicado. En este año de revisión me he dado cuenta de una cosa: todos los sistemas dietéticos con nombre buscan una forma de “enganchar” al consumidor a su sistema por medio de reglas, normas, tablas… Condiciones que consiguen que te compres sus libros (normalmente más de uno) y sus productos y que te conviertas a su “método perfecto”. El libro lo necesitas para poder seguir el hilo de tan liosas recomendaciones. De ahí que se encuentren miles de consultas en los foros sobre: ¿qué puedo comer en la fase crucero de Dukan? O, ¿puedo comer arroz y pan en la dieta de la Zona? Se dan tantas instrucciones que la gente se lía. Por eso yo me he “fabricado” mi sistema después de ver que lo que realmente funciona es reducir al mínimo ciertos productos al mismo tiempo que se controla la ansiedad por comer (una de las causas fundamentales del sobrepeso) eliminando la consigna de “no picar entre horas”. ¡Es mentira! se puede picar de ciertas cosas y aun así perder peso, sólo había que saber de cuáles. Me resulta escandaloso que algo tan sencillo nos lo hayan vendido como complicado durante tanto tiempo. Sospecho que el interés económico no permite que esa información sea fácilmente accesible.

Bueno, sobre los productos que recomienda para sustituir a los hidratos de carbono:  según el Dr.Barry Sears sería imposible para la gente prescindir de los hidratos sin estos sustitutivos… Ya he hablado de esto, manteniendo la constancia no solo no los echas de menos, los repudias en poco tiempo, con lo que los sustitutivos (barritas, galletas, snacks) sólo te hacen sentir que estás a dieta y no te ayudan a eliminar esa necesidad para cuando quieras dejar de comprarlos (además de hacerte gastar un dinero que podrías usar, por ejemplo, en renovar tu vestuario). Sólo el aceite de pescado que cura todos los males cuesta ¡36€!

Además recomienda tomar una serie de cosas, me llamó la atención y fui apuntando todo lo que recomienda tomar en un día para evitar la inflamación silenciosa, entre otras cosas son:

  • 1-3 cucharadas de aceite de pescado.
  • 2-3 cucharadas de aceite de oliva.
  • 2 cucharaditas de aceite de sésamo.
  • Un vaso de alcohol para las mujeres y dos para los hombres (no discrimina entre vino u otros tipos de alcohol).
  • 1 cucharadita de aloe vera.
  • Suplementos antioxidantes para no sufrir pérdida de vitamina E a causa del aceite de pescado.

No sé tú, yo ya con todo eso no tendría ganas de comer en todo el día, eso sí, estaría todavía más alegre por el alcohol, que nunca he consumido.

A favor de la dieta de la zona puedo apuntar que, una parte de los beneficios que se adjudica me los creo porque los he sentido al reducir la ingesta de hidratos de carbono y sobre todo del trigo (que la Zona no elimina pero si reduce). Por ejemplo, se cuenta que siguiendo esta ” forma de vida” consistente en seguir su dieta, hacer ejercicio (propone una tabla de ejercicios muy básicos) y practicar técnicas de relajación se consigue: mayor claridad mental, más rendimiento, mejor aspecto y te sentirás mejor. Indudablemente, con menos peso te sientes mejor y tienes mejor aspecto, y no dudo de su eficiencia en la pérdida de peso, pues las bases son las mismas que las del resto de dietas bajas en hidratos de carbono y así está reconocido en estudios sobre dietas de adelgazamiento. La claridad mental y el mayor rendimiento también lo puedo corroborar con mi experiencia. El ejercicio físico es beneficioso para todo y la meditación, vaya, no es mi fuerte ;). No cabe duda de que cuanto más sana y equilibrada sea nuestra alimentación y forma de vida mejor estaremos y mejor nos enfrentaremos a cualquier situación de enfermedad o pérdida de salud. Esos consejos no se puede decir que sean de su creación, son universales desde que se empezó a estudiar el efecto de la alimentación y el estilo de vida sobre la salud.

Un detalle que me apunto para utilizarlo es la división de los hidratos de carbono en favorables, (para todos aquellos procedentes de la fruta, verdura, cereales integrales no procesados -básicamente copos de avena- y lácteos) y desfavorables (procedentes de tubérculos, granos, masas, dulces y cereales procesados, también incluye algunas frutas y verduras, pero a eso no le hago  mucho caso). Con esta denominación me resulta más cómodo identificar los dos grupos  para hablar de ellos en mi blog, ya que la distinción entre “lentos” y “rápidos” o “simples” y “complejos” suele liar al personal. Así que, a partir de ahora me referiré a ellos con estos nombres. Siendo los desfavorables los que introduje en mi alimentación habitual una vez estabilizado mi peso, en raciones pequeñas y teniendo en cuenta que la parte de dulces, bollería y pan han sido reducidos a lo ínfimo, en muy contadas ocasiones, por no decir erradicados.

Hidratos de carbono favorables. Hidratos de carbono desfavorables.
Verduras sin almidón.Frutas.

Cereales integrales (copos de avena)

Cereales (arroz, trigo, couscous…) y granos.Almidones (papas, batata o boniato)

Pan, cereales para el desayuno, pasta, arroz, bollería, alimentos procesados.

Sobre la estructura de la dieta en sí, a mí cuando me dan cantidades como “34 gr de cebolla” o “dos almendras”, me da la risa y no puedo seguir.

Respecto al tema de la salud sin embargo, habla muy alegremente de prevenir el cáncer, las cardiopatías, la diabetes y el Alzheimer, generando la ilusión de que con este sistema casi, casi te libras de cualquier posibilidad de sufrirlo. No sé yo, me parece que suena un poco a flautista de Hamelin.

Quería hacer esta entrada para explicar lo que hubiera aprendido como hice con el método LOGI, pero no me convence nada, ni su forma de contar las cosas. Su sistema para controlar los hidratos de carbono por medio de “puntos” o “bloques”, puede llegar a ser útil a algunas personas, a mí me resulta mucho jaleo para justificarse y al fin y al cabo obtener el mismo resultado que cualquier forma de alimentación donde se controlen los hidratos de carbono o el índice glucémico de éstos y se eliminen los alimentos procesados.

Esta es mi opinión sobre el libro, sobre el plan. Sé que tiene miles o millones de seguidores (o al menos eso anuncian), si a ellos les va bien yo me alegro mucho por ellos. Cada quién ha de buscar la mejor manera de conseguir sus propósitos.

Y esto es todo amigos/as.

Anuncios

Autor: Pásametudieta

Me llamo Rosi, he librado una batalla contra el sobrepeso y he ganado. En mi blog cuento mi experiencia por si puede ayudar a alguien. De paso hago acopio de información interesante sobre alimentación y la comparto bajo mi punto de vista. Todo el material original contenido en este blog pertenece a © 2013 pasametudieta.wordpress.com

4 pensamientos en “La inflamación silenciosa y la dieta de la Zona. Mi visión.

  1. Muy interesante si señor, que decir. Yo soy una de esas personas que “siguen la dieta de la zona” lo digo entre comillas porque en un principio la hice como dieta de adelgazamiendo y me fue estupenda, pero lo que realmente es, es una forma de alimentarse, tal y como tu dices realmente es algo muy sencillo de seguir y que aporta muchos beneficios. Si bien es cierto que al principio quiza es algo complicado el tema de los bloques y tal hay mucha gente que “necesita” de ese tipo de pautas para ser constante en el adelgazamiento, a mi no me parece mal, al final lo importante es que es una forma sana de alimentarse y no una dieta milagro que te induce a cosas poco saludables con lo cual para mi esta OK 🙂
    Por otro lado yo tomo el Omega 3 y muy contenta y convencida porque realmente he visto resultados entre tomarlo y no y ademas el que ofrecen ellos (de Enerzona) aunque vale bastante dinero es de muy buena calidad, porque si vas a buscar suplementos te plantas en los 30€ casi sin darte cuenta y encima resulta que miras ingredientes y lo que menos tiene es aceite de pescado >.<
    En cualquier caso me ha encantado como lo has explicado asi que muchas gracias!!

    Me gusta

    • Muchas gracias Martina, me alegra que alguien que conoce bien el sistema apruebe mi revisión. Estoy de acuerdo en que no es nada peligroso, es muy buena sobre todo como pauta de alimentación definitiva para personas que vienen de alimentación desequilibrada. Siempre se aprende algo y luego cada uno/a lo adapta a sí mismo /a. Yo lo de los suplementos no lo adopto porque consumo omega 3 con el aceite de oliva, las nueces y el pescado. No obstante los suplementos pueden ir bien en estados carenciales.
      Gracias otra vez por tu opinión.

      Me gusta

  2. Jejeje, me ha encantado como has destripado el libro, o mas bien el método. A mi personalmente, la parte que si me gusta es la relacionada con la inmunologia, y aunque no es muy cientifica a priori, es una de las bases donde se apoya la PNI( psiconeuroinmunologia) actual, pero bueno quizás sea interesante para mi, por la relación con mi trabajo. Felicidades por la entrada, me ha encantado.

    Me gusta

    • Muchas gracias, me alegro que te haya gustado la entrada. Claramente el tema de la inflamación crónica es interesante, creo que es un campo donde se avanzará muchísimo con la investigación y ,está claro, todo lo que podamos modular en el funcionamiento de nuestro sistema hormonal e inmunológico con la alimentación serán pasos hacia el bienestar. Ahora me pica el gusanillo y tendré que buscar información sobre la PNI, jajaja, gracias otra vez. Un abrazo.

      Me gusta

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s