Pásame tu dieta

Alimentarse bien y sentirse a gusto.

Una galleta de chocolate no es una manzana.

Deja un comentario

Dirás que a qué viene esta afirmación tan evidente. Pues viene a hacerte pensar sobre esas equivalencias que a veces vemos artículos sobre nutrición que pretenden educar a la población sobre la diferencia entre alimentos beneficiosos y perjudiciales para la salud y sobre todo para el mantenimiento del peso corporal.

Esto no son dos galletas.

Esto no son dos galletas.

Y la idea es buena, para muestra este artículo de Vitónica “Equivalencias alimentarias en términos de calorías. No sólo las calorías importan.” No puedo estar más de acuerdo con lo que cuenta. Elegir productos frescos, fruta y verdura en lugar de bollería y alimentos procesados es infinitamente más saludable y te ayudará a perder peso si te sobra. Pero, como ya hablábamos en otra entrada, para saber elegir hay que tener información y deseo de cambiar.

Cuántas veces te habrás planteado: “Si me como una galleta la meto en el recuento de calorías de hoy y no pasa nada”. Y es que las tablas de equivalencias dicen que una manzana de tamaño medio tiene la misma cantidad de calorías que una galleta con pepitas de chocolate. Ante tremenda dicotomía es difícil no decantarse por la galleta.

Pero el problema no está en las calorías, son las mismas matemáticamente hablando, de acuerdo. La cuestión es que el proceso metabólico desencadenado por la galleta repleta de harina, mantequilla y azúcar (le perdonamos la vida al chocolate si es del bueno, que lo dudo) no tiene nada que ver con el que provoca la manzana. La subida repentina de glucosa en sangre de la galleta es una subida lenta y prolongada en el caso de la manzana de evidente índice glucémico inferior .Además ésta, por su alto contenido en fibra y agua ralentiza aún más su digestión, por no hablar de las vitaminas y minerales que nos aporta y que brillan por su ausencia en la galleta.

Este es uno de los grandes problemas de las personas que se rigen tan solo por las calorías que ingieren. Cuando te encuentras fuera de casa y no puedes llevar tu comida piensas que una cuña de pizza y un helado van a ser lo mismo que si hubieras comido verduras y una pechuga de pollo a la plancha con una fruta. PUES NO.

Tras unos días comiendo pequeñas cantidades de productos “no favorables” para controlar la cantidad de calorías y pasando hambre (porque no tomas los nutrientes necesarios y porque debido a la hipoglucemia que sigue a la  ingesta de este tipo de productos la sensación de hambre es continua) subirás de peso. Seguro que si le dedicas un poco de atención acabarás encontrando una alternativa más favorable para tus intereses.

Espero haberte hecho pensar para que la próxima vez que tengas delante cualquier tentación te pares un momento y decidas si merece la pena.

 

 

Anuncios

Autor: Pásametudieta

Me llamo Rosi, he librado una batalla contra el sobrepeso y he ganado. En mi blog cuento mi experiencia por si puede ayudar a alguien. De paso hago acopio de información interesante sobre alimentación y la comparto bajo mi punto de vista. Todo el material original contenido en este blog pertenece a © 2013 pasametudieta.wordpress.com

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s