Pásame tu dieta

Alimentarse bien y sentirse a gusto.


2 comentarios

Crema de cebollas

Como ya te he contado, siempre tengo alguna crema de verduras o un caldo en la nevera. Es mi primer plato favorito y , muchas veces, mi cena favorita.

Crema de cebollas.

Crema de cebollas.

Pero claro, no siempre tiene una a mano verduras frescas para prepararlas y , entonces, llega la cebolla al rescate ya que raramente nos faltan tres o cuatro  en la despensa. Esta crema es una “versión” de la sopa de cebollas francesa, que lleva básicamente cebollas y caldo de ave, se corona con una rueda de pan y queso gruyere rallado y se gratina. La sopa es exquisita, pero no le quiero poner el pan y el queso, es entonces cuando prefiero hacerla crema.

Verás que le añado una papa pequeña, si no lo hiciera quedaría muy aguada. No te mortifiques por esa triste papa que quedará diluida en casi dos litros de crema, no se puede decir que estés contradiciendo la reducción de hidratos de carbono. Es lo que yo llamo una “cantidad testimonial” de papa lo que te va a tocar en cada plato. En una versión con hidratos de carbono “normal” se añade 1/2 Kg de papas.

No tengas miedo al sabor de la cebolla, con la cocción queda dulce y muy suave. A mí me resulta un plato cariñoso de esos que aquí llamamos  “para sentar las madres” ( o sea calmar el estómago del hambre, de nervios, de cansancio y cualquier otro padecimiento del cuerpo o del alma).

Aquí va la receta:

Ingredientes:

  • Aproximadamente un kilo de cebollas. De cualquier variedad blanca, aunque si tienes de tu zona seguro que estarán muy frescas y probablemente más dulces. De todas formas son muchas las veces que la preparo con cebollas de malla de supermercado y queda genial.
  • Una papa pequeña (unos 100gr, o del tamaño del puño de la mano cerrada, dependiendo de tu mano,claro).
  • Dos dientes de ajo.
  • Tomillo (fresco o seco).

    OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    Ingredientes principales.

  • Medio vaso (125 ml) de vino blanco o brandy.
  • Cinco o seis granos de pimienta de jamaica o diez a doce granos de pimienta negra, roja y/o blanca.
  • Una hoja de laurel.
  • Un litro de agua (o caldo de verduras si tienes preparado).
  • Sal al gusto.

Preparación:

  1. Pelar y trocear la cebolla de cualquier manera, en trozos medianos como del grosor de un dedo.
  2. Pelar la papa y “cachearla”; cortar en trozos, pero en lugar de llegar al final con el cuchillo terminar arrancando una parte del trozo. Así conseguiremos que libere el almidón.
  3. Poner dos o tres cucharadas de aceite de oliva virgen (o la que uses habitualmente) en una olla.

    OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    Tres cucharadas de aceite de oliva para rehogar.

  4. Rehogar la cebolla hasta que quede un poco transparente, sin que llegue a tomar color.
  5. Añadir el vino  o el brandy y dejar unos segundos el fuego vivo para que se evapore el alcohol.
  6. Añadir el resto de ingredientes ( ajos, papa, tomillo, pimientas, laurel,agua y sal ).
  7. En olla normal; llevar a ebullición y dejar cocinar a fuego medio durante media hora o cuarenta minutos, según veas la cebolla de cocinada.
  8. En olla a presión rápida; diez minutos de cocción una vez que sube la espita al nivel de cocción rápida.
La cebolla "pochada"

La cebolla “pochada”

Ya está hecha, solo queda triturar.

Ya está hecha, solo queda triturar.

Todo junto a hervir.

Todo junto a hervir.

 

 

 

 

 

 

 

Al finalizar la cocción retirar la hoja de laurel. Los granos de pimienta los podemos retirar también si no queremos que aparezcan puntitos negros, se pueden dejar, sabiendo que van a triturarse. Triturar con una batidora hasta que quede homogénea. Otra opción es dejarla tal cual, sin triturar, para eso yo picaría la cebolla en juliana fina, para que no queden trozos muy gruesos.

Y listo, ya tenemos una crema riquísima sin necesidad de ir al mercado a por otras verduras.

Que la disfrutes.

 

 


4 comentarios

CREMA DE VERDURAS, para almorzar o para cenar.

Igual que existe el “fondo de armario”, para mí las cremas de verduras y los caldos conforman mi “fondo de nevera”, siempre hay un recipiente lleno, sirve como primer plato para el almuerzo o la cena, o como cena ligera cuando no tengo mucha hambre, con un yogur o un vaso de leche.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Crema de calabacín con un poco de queso fresco como adorno.

Además se prepara en diez minutos.

INGREDIENTES: (para obtener aprox. un  litro de crema, si duplicas las cantidades salen algo más de dos litros)

  • 500-600 gr de verduras que pueden ser solas o combinadas cualquiera de estas (combinar dos o las tres):
    • Calabaza.
    • Calabacín.
    • Zanahoria.
  • Un trozo de unos diez centímetros de puerro (si no tienes puedes poner dos  dientes de ajo)
  • Media cebolla mediana o una pequeña.
  • 600cc de agua.
  • Una cucharita de las de postre de sal.
  • Pimienta (dos o tres vueltas del pimentero).
  • Una cucharita de café rasa de  comino molido.
  • Nuez moscada rallada.
  • Una ramita de tomillo, especialmente le viene bien a la de calabaza.
  • Una medida de taza de café de brandy o vino blanco.
  • Dos quesitos de porciones desnatados.

(las cantidades son orientativas por si es tu primera crema, si te gusta con más sabor a puerro o a comino por ejemplo, le pones lo que te parezca bien)

PREPARACIÓN:

Introducir todo junto  troceado (en trozos grandes porque después lo vamos a batir) en un caldero adecuado, llevar a ebullición  y guisar durante 30 minutos a fuego suave. O en olla a presión durante diez minutos.

Pasado ese tiempo dejar templar un ratito y pasar  la batidora. Si le pones el queso es ahora cuando lo debes añadir, al batir la crema.

Es calentita, ligera y deja el estómago calmado antes de dedicarnos al plato principal.


1 comentario

Mini magdalenas de limón sin azúcar,ni grasa,ni harina.

Ahora y para estrenar este invento comparto mis “mini magdalenas” basadas en la galleta Dukan y en diferentes blogs sobre el tema. Si eres seguidor de la dieta has de saber que la cantidad que indico te da para tres días con la cantidad de salvado permitida por dicha dieta.
Mezclar en un bol:

  • Dos huevos.
  • Seis cucharadas no colmadas de salvado de avena.
  • Tres cucharadas de salvado de trigo.
  • Un sobre de levadura.
  • Un yogur de limón desnatado.
  • Ralladura de limón.
  • Una cucharadita de endulzante líquido.

Mezclar todo bien y colocar una cucharada colmada de la mezcla en cada molde de Magdalena de silicona (para que no se pegue sin usar grasa) , repetir hasta acabar la mezcla (más o menos 9 unidades) . También puedes hacerlas en forma de tortitas colocando pequeñas cantidades sobre papel de hornear en la bandeja del horno, separadas porque se ensanchan, así se hacen en diez minutos.
Hornear quince minutos a 180 grados, calor arriba y abajo o hasta que queden doradas por encima.
Y a disfrutar de tres de ellas diarias. Están bastante ricas.
NOTA: la experiencia me dice que con el calor de verano hay que guardarlas en la nevera para que no se estropeen. Cuando se van a consumir se pueden sacar un rato antes para que pierdan el frío o darles entre cinco y diez segundos de microondas para tomarlas templadas y blanditas.

Magdalenas para desayunar,merendar o matar un antojo.

Magdalenas para desayunar,merendar o matar un antojo.